Ideas

Estrategia 2023 para la Industria Automotriz

Las empresas de manufactura de autos y autopartes se ven exigidas a optimizar sus procesos de manufactura para lograr mayor calidad, eficiencia, agilidad y velocidad

La base del éxito en el sector automotriz se reduce a la experiencia del cliente con el producto final, es decir con el vehículo y con los servicios relacionados. Por lo tanto, las empresas de manufactura de autos y autopartes se ven exigidas a optimizar sus procesos de manufactura para lograr mayor calidad, eficiencia, agilidad y velocidad.

Resulta claro que la transformación digital conectada, automatizada y electrificada (CASE) está cambiando la industria automotriz. Los modelos lineales focalizados en el producto desarrollados sobre datos estructurados se están reemplazando por ecosistemas empresariales colaborativos impulsados por datos.

La nueva frontera para la creación de valor ya no es solo sobre el producto, es sobre brindar una experiencia del cliente diferencial y personalizada.

Infor menciona los retos que enfrenta la industria automotriz en cinco áreas principales:

  • Innovación del producto y de los servicios
  • Colaboración empresarial
  • Gestión de la cadena de suministro
  • Excelencia Operacional
  • Transformación Digital

Si bien todos estos desafíos son significativos, también brindan oportunidades. Muchos de estos pueden ser transformadores, como posibles nuevas fuentes de ingresos de «as a service» modelos de negocio (por ejemplo, transporte como servicio, software como servicio, software- características definidas del producto y actualizaciones). Además, los fabricantes de automóviles y los proveedores deben ser lo suficientemente ágil y adaptable para aprovechar las nuevas tecnologías de propulsión, y continuar produciendo ofertas «tradicionales» como vehículos con motor de combustión interna y sus componentes, cumpliendo con normas de mayor sustentabilidad y demandas reglamentarias.

Te puede interesar:   ¡Hola, humanos! Ésta es mi columna

Resulta clave para todo este cambio y oportunidades el rol crítico que juega la manufactura, especialmente la manufactura inteligente (Industria 4.0) en la producción de los productos que los consumidores desean comprar y que son el corazón de una experiencia positiva para los consumidores. Más allá de los roles en el ecosistema automotriz, la experiencia del cliente con el producto final (es decir con el vehículo) y sus servicios relacionados serán la base del éxito.

Por lo tanto, corresponde a las empresas de autopartes y proveedores automotrices que sus procesos de manufactura sean ágiles, eficientes y veloces. La manufactura inteligente es el condimento secreto de la receta para definir el éxito de las fábricas del futuro.

El concepto de manufactura inteligente, es decir conectada, surgió a comienzos del milenio con la introducción del Internet de las Cosas en los sistemas permitiendo compartir, analizar y guiar acciones inteligentes en distintos procesos de manufactura. La manufactura conectada mejora la efectividad del equipo en general y utiliza el análisis de datos para optimizar la cadena de suministro, la logística, las predicciones de la demanda, el planeamiento de la producción y las programaciones, el control de calidad y el uso de la capacidad.

La transformación digital impulsada por datos brinda el potencial de rediseñar y optimizar la huella de la manufactura automotriz global, posicionando las fábricas más cerca de los mercados, disminuyendo problemáticas logísticas y aumentando la visibilidad entre los socios del ecosistema que incluyen empresas de manufactura, proveedores y clientes.

Te puede interesar:   Inteligencia artificial: la nueva estrella en la fábrica

Asimismo, en una industria de capital intensivo como la automotriz, la tecnología de manufactura inteligente puede tener un impacto positivo considerable en el retorno de la inversión y en la rentabilidad. A pesar de los beneficios, muchas empresas de manufactura están recién empezando a ver el verdadero potencial de las fábricas inteligentes.

Algunos beneficios son los siguientes:

Mejor experiencia del cliente: Los consumidores demandan cada vez más productos customizados. Las fábricas inteligentes brindan a la manufactura la agilidad, flexibilidad y la eficiencia necesaria para ofrecer productos y servicios personalizados, aumentando de esta manera la lealtad a la marca, la satisfacción y rentabilidad.

Producción más cerca del mercado: para disminuir las demoras y los costos de transporte, las empresas desarrollan fábricas más chicas, más inteligentes y más cercanas a los clientes. Rediseñar el recorrido de la manufactura es imperativo para las operaciones de la industria automotriz, en sus procesos especialmente complejos, frágiles y con retos logísticos en su cadena de suministro.

Operaciones Integradas: Las empresas de manufactura están bajo presión constante para integrar mejor y optimizar los procesos de la gestión de la demanda, las operaciones del piso de planta y de la cadena de suministro para lograr mayor eficiencia y maximizar la rentabilidad.

Visibilidad y control operacional global: La manufactura inteligente se define por la visibilidad y control operacional global, que permite a la gestión reaccionar rápidamente anticipando los retos de la cadena de suministro y de la operación.

Te puede interesar:   Inteligencia artificial: la nueva estrella en la fábrica

Lograr los objetivos de la manufactura inteligente no es tarea fácil, especialmente desde una perspectiva técnica. Es decir, los fabricantes automotrices necesitan un sistema tecnológico integrado que contenga toda la cadena de valor, incluyendo vista única de las órdenes, el flete y el inventario. Este sistema también debe brindar visibilidad oportuna de las disrupciones de la cadena de suministro y una respuesta rápida para ocuparse de los temas como mejorar el performance de la cadena de suministro.

Además, una base digital avanzada permite mayor nivel de automatización inteligente aprovechando los datos utilizando inteligencia artificial y machine learning para obtener conocimientos e impulsar acciones para mejorar el proceso de manufactura de punta a punta.  Sin embargo, estas características técnicas no existen aisladas; las mejoras de los procesos de negocios y la gestión del cambio son otros dos motores para impulsar la transformación.

En este mundo post pandemia, existe cada vez más la urgencia de re-imaginar todos los aspectos de la cadena de valor empresarial, teniendo como foco la experiencia del cliente. El Country Manager de Infor México, José Rivero, señala que los verdaderos ganadores serán aquellos que logran procesos empresariales y de manufactura dinámicos en tiempo real para la toma de decisiones, que son el sistema central de una empresa automotriz inteligente y conectada.

José Rivero es Country Manager de Infor México

Facebook Comments
A %d blogueros les gusta esto: