Ideas Noticias

¿Cómo hacer frente al coronavirus dentro del sector manufacturero? 

Con Covid-19 categorizado como una pandemia global, se implementaron medidas drásticas en todo el mundo. En el área de la Bahía de San Francisco (donde vivo), se promulgó una ordenanza de refugio en seis condados para que sólo las empresas esenciales puedan funcionar hasta el 7 de abril. En el área de Detroit, la mayoría de los fabricantes de automóviles suspendieron sus operaciones hasta fin de mes (al menos). España, como muchos otros países de Europa, está bajo cuarentena absoluta y solo permite viajes para comprar alimentos, medicamentos y productos esenciales.

Estas medidas de seguridad son esenciales para minimizar el efecto y la propagación de Covid-19 a medida que pasamos el punto de contención. En el plano industrial, la manufactura es una de las más afectadas pues el trabajo humano es la base más fuerte de su producción y ésta no puede llevarse a cabo fuera de las plantas por los requerimientos técnicos necesarios.

Para aquellos que dirigen operaciones industriales o de la cadena de suministro y aún están operando en sus respectivos países, es importante que una de sus principales preocupaciones sea su personal antes que el mismo negocio pues, si involucras y cuidas a tu gente en estas pequeñas tormentas, en la tormenta más grande que venga, como una crisis económica, ellos también cuidarán de tu empresa.

Es posible que se pregunte sobre los riesgos para su personal y cómo garantizar la continuidad de su negocio. En los últimos días, desde Rever, nos comunicamos con docenas de expertos en múltiples áreas: enfermedades contagiosas, salud y seguridad ocupacional y líderes de fabricación en Italia que han experimentado el impacto de Covid-19.

Nos compartieron múltiples lecciones sobre cómo están lidiando con la situación actual, lo que aprenden de ella y lo que aconsejarían a los líderes de operaciones en regiones que posiblemente sufrirán las mismas circunstancias.

En este tipo de circunstancias, lo más importante es estar bien informados, estar listos y ayudarnos los unos a los otros, cuidar de nuestra gente pues son tiempos en los que estamos pasando por mucho estrés. Una de las fuentes más confiables que recomendamos es el World Health Organization, pues cuenta con información actualizada todos los días.

Para comenzar con los consejos que recabamos, es importante mencionar que debemos ir más allá de la prevención de infecciones, a través de las siguientes recomendaciones:

  • Procurar una alimentación sana que fortalezca el sistema inmunológico.
  • Procurar el ejercicio para reducir los niveles de estrés.
  • Practicar meditación para reducir la ansiedad y mejorar la creatividad.
  • Procurar una buena hidratación: se recomienda 1 litro de agua por cada 20 kg de peso corporal por día (la mitad o un galón completo de agua para la mayoría de las personas).
Te puede interesar:   MEM Industrial y Tecno Mueble Internacional se fusionan a partir de 2021

A continuación, les compartiremos 3 ejes centrales para manejar la situación del COVID-19 en el contexto industrial: proteger al equipo, asegurar operaciones y motivar a los colaboradores. Así mismo, incluimos algunos consejos de la gente que está viviendo la cuarentena en otros países como Italia y España, referentes al capital más importante de cualquier empresa, el humano:

  • ¿Cómo proteger a tu equipo? Algunas medidas que se han tomado en fábricas son prohibir cualquier actividad de interacción comunitaria -juntas y comedores-; promover la distancia social -sin saludos de manos, sin compartir objetos ni tazas reutilizables-; interrumpir viajes tanto nacionales como internacionales; educar y empoderar a los colaboradores -si alguno de ellos tienen síntomas del COVID-19, puede acudir con el departamento de Recursos Humanos con toda la seguridad y confianza para no exponer a los compañeros con los que tuvo contacto-, con tan sólo 1 caso de COVID-19 confirmado en un centro de trabajo toda la organización debería parar sus actividades durante 14 días.

En manufactura es importante entrenar a las personas que no saben utilizar equipo de protección personal como mascarillas, guantes, etc., a hacerlo de una manera adecuada. Una estrategia implementada en los países mencionados es la distribución de los días y horarios laborales de los empleados para disminuir la cantidad de personas en un mismo centro de trabajo.

Una acción que es fácil de poner en marcha desde hoy es cambiar algunos hábitos operacionales como el desinfectar objetos y superficies con mayor frecuencia.

También es importante no subestimar la necesidad de sobre informar a la gente. Distribuir conocimiento sobre el COVID-19 ayudará a calmar el pánico que está siendo generado.

Para brindar seguridad a lo trabajadores, muchas fábricas están revisando la temperatura de los colaboradores antes de entrar a la planta, regresando a sus hogares a los que presenten más de 37.5 ºC, aunque es importante que cada empresa analice esta medida con sus abogados y personal de Recursos Humanos porque en cada país esto difiere en si está permitido o no.

Además, debemos ser cuidadosos con los datos personales médicos que se tomen de los colaboradores. Esta información es muy sensible.

  • ¿Cómo asegurar tus operaciones? El primer paso para no poner en riesgo la operación de las plantas es hacer inventarios inteligentes para evitar que el suministro se interrumpa. También se pueden hacer alianzas con proveedores tanto foráneos como locales para tener un stock suficiente. Una de las realidades compartidas es que los colaboradores serán lo más valioso pero el recurso más escaso. En los países mencionados, el ausentismo en las plantas está siendo del 25% aproximadamente. La manera de sobrevivir ha sido concentrarse en producir solamente lo que es crítico y contar con trabajadores temporales para puestos que no requieren demasiado entrenamiento. Otra estrategia es crear un sistema de reemplazo, es decir, si algún miembro llega a ausentarse, tener claro quién va a desempeñar su rol adecuadamente. Actualmente en Italia, las personas que son críticas para la supervivencia de la empresa, han sido aisladas totalmente en sus centros de trabajo para que no se contagien.
Te puede interesar:   El comité organizador de Solar Power México nombra Nuevo Director

Otra de las iniciativas ha sido promover el trabajo remoto cuando sea posible. Sobre todo para los nuevos modelos de negocio que han surgido, como las startups, es más fácil adquirir esta medida por la flexibilidad de sus operaciones, nosotros en Rever nos incluimos pues estamos muy acostumbrados a trabajar desde casa utilizando algunas herramientas de gestión de trabajo y comunicación entre equipos. Es una realidad que en industrias y modelos de negocios más antiguos, entre ellos los industriales, no utilizan esta práctica frecuentemente o simplemente no se adapta a sus necesidades pues, por ejemplo, en manufactura la primera línea tiene requerimientos técnicos casi imposibles de trasladar al hogar. De cualquier forma, hay que preparar y activar proactivamente el trabajo remoto de todos los empleados que puedan hacerlo.

Una de las recomendaciones para el trabajo remoto es hacer un día de prueba para detectar los problemas que puede tener la gente laborando desde casa, como materiales que se necesiten llevar para tener una buena operación, por ejemplo. De no ser posible el trabajo remoto, se pueden implementar las reuniones por videoconferencia aunque la gente se encuentren en el mismo centro de trabajo, esto para evitar tener contacto físico. En el caso de las fábricas, es importante cuidar la presencia diaria en el proceso de producción para dar ánimo a la gente que no puede trasladar su trabajo a su hogar.

  • ¿Cómo motivar a tu gente? En situaciones como la que vivimos con el COVID-19, la gente comienza a estar muy asustada pues su salud y vida corre peligro. En Italia y España, los empleados aseguran que sólo irían al trabajo con equipo de protección adecuado para evitar riesgos. Ante esta situación, desde cualquier industria es necesario no subestimar la situación, conviene sobrerreaccionar desde ahora pues la gente se siente incómoda estando cerca de otras personas aún con protección.
Te puede interesar:   Ofrece Nokia tecnología lunar para impulsar industria 4.0

En una posición de líderes, debemos comunicar mensajes alineados a los colaboradores para no generar desconfianza ni pánico. Es indispensable mantener a la gente protegida e involucrada, para ello se pueden desarrollar guías para los miembros del equipo y así tener explicaciones unificadas sobre el COVID-19.

Una de las recomendaciones es estar atentos de las industrias que deberán parar su producción, con base en los anuncios gubernamentales de cada país. También hay que revisar las obligaciones legales que corresponden a cada uno referente a las posibles incapacidades sin dejar de lado las obligaciones morales de apoyo a nuestros equipos de trabajo.

En momentos de crisis, es imposible que el ser humano base sus reacciones únicamente desde el plano racional, por ello los líderes de las empresas deben agregar argumentos emotivos a su comunicación ya que la gente está muy sensible por la situación. Esto generará empatía y que las personas se convenzan de tomar acciones en lugar de sólo sentir temor.

El involucrar a todos los empleados en las decisiones de contingencia, darles el poder de aportar sus ideas para que éstas puedan entrar en las propuestas que se implementarán es uno de los aspectos más importantes para facilitar la cooperación de todo el equipo y la ejecución de las sugerencias pues cada empleado será parte de la contribución para llegar a los lineamientos finales.

El consejo más importante que puedo dar como CEO de Rever, una plataforma digital que ayuda a las empresas industriales a nivel global a lograr sus objetivos operativos y estratégicos a través del involucramiento de todos sus empleados de primera línea, es que su equipo está formado por personas que experimentan mucha incertidumbre y ansiedad durante este tiempo, por lo cual es vital mantener la calma y al día con las últimas noticias de la Organización Mundial de la Salud pues tienen excelentes consejos de salud y seguridad que se pueden compartir con los colaboradores.

Por último, quisiera invitarlos a reflexionar sobre estos tiempos de COVID-19, brindando un agradecimiento especial a aquellos que no pueden optar por trabajar desde casa. Las personas que hacen funcionar el mundo: los trabajadores en las primeras líneas de montaje, sitios de construcción, almacenes, pisos de venta al por menor, cocinas, mostradores, los conductores de transporte público, trabajadores de obras, vendedores ambulantes. Esta es una razón más para apreciar siempre el trabajo diario que hacen.

Facebook Comments
A %d blogueros les gusta esto: