Noticias

Confinamiento obligado: el repunte que salva a la industria del mueble

La cadena de la industria de la madera y mueble, incluido el sector forestal, la maquinaria especializada para madera y la proveeduría aplicada a nuestro sector han confirmado que nuestra industria ha sido de las más “beneficiadas” por COVID-19.

A pesar de todo lo que ha ocurrido en los últimos 18 meses en todo el mundo a causa de la pandemia generada por el virus SARS-CoV-2, el sector del mueble produce a niveles que están a punto de llegar a su capacidad máxima. Hasta el día de hoy, la cadena de la industria de la madera y mueble, incluido el sector forestal, la maquinaria especializada para madera y la proveeduría aplicada a nuestro sector han confirmado que nuestra industria ha sido de las más “beneficiadas” por este evento global.

Lo anterior se debe a que el confinamiento obligado de la mayoría de las empresas (de distintos niveles) y trabajadores independientes tuvieron que permanecer en casa y ubicar un espacio dentro de ella que les permitiera seguir cumpliendo con sus tareas de una manera cómoda y útil. Gracias a este antecedente, crecieron las ventas de muebles de un 5% hasta un 20% a nivel general.

Otro factor que podría haber apoyado la rentabilidad de las ventas en el primer trimestre de 2021 fue la tendencia a la baja de los precios de los tableros de madera en el mercado de la Unión Europea.

Te puede interesar:   Industria 4.0 en México y el camino hacia el Industrial Internet of Things

Aunque esta industria ha logrado defenderse y protegerse frente esta crisis, no todo ha sido miel sobre hojuelas. A principios de 2020, las proyecciones fueron optimistas; sin embargo, para el mes de abril, en uno de los puntos álgidos de las restricciones resultantes de la pandemia, la producción vendida con grandes y medianas empresas experimentó un retroceso interanual de casi el 50%, mientras que el volumen de producción de muebles de madera disminuyó más del 60% con respecto a 2019.

Hoy, ajustando las expectativas hacia el contexto real del aún existente confinamiento, la industria de muebles de México se posiciona como la segunda más importante de LATAM, con un mercado de 2,460 millones de dólares. Y aunque tiene superávit comercial, la cadena de suministro de materias primas depende fuertemente de importaciones. En el año de la pandemia, el sector mueblero nacional exportó 129 millones de dólares, e importó 52 millones de dólares.

En resumen, durante el período de abril a mayo, el sector del mueble sufrió un enorme golpe que se reflejó en casi todas las estadísticas que miden el desempeño del sector. Sin embargo, desde junio, la situación ha mejorado claramente, tanto en términos de volumen y valor de producción como de crecimiento de las exportaciones, el empleo y los salarios.

Te puede interesar:   El futuro de la transición energética es hoy

Ante esta situación, ¿qué cambios sociales van a tener impacto en el sector del mueble? En primer lugar, la omnicanalidad: “El mueble ha entrado en el ‘carrito’ de la compra online y ha venido para quedarse, puesto que en 2020 el 14% de los consumidores compraron muebles a través de internet, con un importe medio de gasto de 305 euros”, ha señalado Guillermo Prats de Improvent.

De acuerdo con Teresa Calderón, presidenta de la Asociación de Fabricantes de Muebles de Jalisco (Afamjal), esto se debe a que cubren las nuevas necesidades de las personas en cuestión de muebles y a la organización de las empresas fabricantes.

Para alcanzar los retos y cumplir con los compromisos con el sector, AMPIMM junto con Hannover Fairs México buscan fortalecer la cadena de valor de la producción de muebles y la proveeduría para llevarlo a cabo. Para esto hemos unido esfuerzos y hemos preparado diferentes eventos virtuales y presenciales que le permitan a los fabricantes de muebles profesionalizarse, capacitarse y tener las mejores opciones para que su cadena de producción sea mucho más vendida que en otros tiempos. 

Te puede interesar:   QAD nombra nuevo vicepresidente de ventas para América Latina

Buscamos que se valgan de la tecnología digital que está en boga por la pandemia con la intención de repuntar cualquier venta o presencia de marca.

En definitiva, la producción del mueble ha brincado a la zona de la vanguardia, ya que se ve obligada a dar un salto entre de la producción artesanal y echar mano de la tecnología que hoy se ofrece para optimizar sus procesos de producción entregando una mejor calidad en cada producto. 

Hoy en día, los fabricantes ya no solo se preocupan por vender buenos productos, también tienen la obligación de cuidar el medio ambiente, usar materiales que no dañen el medio ambiente y, sobre todo, ser vistas como empresas sustentables, incluyentes y socialmente responsables.

¡Te esperamos en MEM Industrial- Tecno Mueble Internacional el día de hoy y mañana en Expo Guadalajara para seguir dialogando sobre estos interesantes temas!

Facebook Comments

0 comments on “Confinamiento obligado: el repunte que salva a la industria del mueble

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: