Ideas Noticias

COVID-19 y el futuro de la manufactura

A medida que vamos atravesando las múltiples fases de esta crisis, un factor se ha destacado: nuestro fortalecido sentido hacia la comunidad. Este dinamismo de colaboración global está impactando la reacción de los negocios a través de la cadena de suministro global.

Esta experiencia está cambiando nuestra mentalidad colectiva impactando a todas las industrias de forma prolongada, lo que probablemente se traducirá en más entornos de colaboración y más flexibilidad. En la fabricación, las tendencias de colaboración como el crowdsourcing cambiarán la forma en que construimos, diseñamos y entrecruzamos las ideas de los especialistas, eliminando nuestros límites funcionales. Aunque catalizados en este desafiante entorno, estos son resultados positivos que acelerarán la innovación en el futuro.

El impacto inmediato en la industria de fabricación depende del sector. Por lo general, los extraños efectos que hemos visto en el comportamiento de compras y las reacciones de los consumidores están interrumpiendo de manera radical la planificación de la fabricación. La producción se está deteniendo o acelerando rápidamente – sin mucho entremedio – generando un efecto dominó a lo largo de la cadena de suministro.

En el entorno general y en nuestras propias fábricas, estamos viendo una evidente reducción de la demanda. En Alemania, por ejemplo, donde la industria automotriz es un gran protagonista, los fabricantes de automóviles están cerrando sus fábricas por semanas.

Por otro lado, la producción se ha acelerado en la industria de los dispositivos médicos, donde los fabricantes se esfuerzan por mantener el ritmo no sólo con el aumento del volumen, sino también con los cambios en la gama de productos entregables. En el estrictamente regulado MedDev, no se puede cambiar el curso y desplegar las cosas de la noche a la mañana. Incluso donde tenemos sistemas de fabricación en uso con procesos de alta visibilidad y digitalizados, el cambio de la producción de guantes quirúrgicos a un producto diferente es muy complejo. Las instalaciones de producción están altamente optimizadas para el conjunto de productos que fabrican. Ahora, los fabricantes están buscando productos que son completamente diferentes a aquellos para los que sus líneas de producción estaban optimizadas.

Te puede interesar:   Dassault Systèmes hace gratuita herramienta digital contra Covid-19

Otros cambios que estamos viendo incluyen clientes de la industria de bebidas alcohólicas que producen desinfectantes de manos en grandes cantidades, lo que requiere de rápidos ajustes de las recetas y un nuevo uso de máquinas mezcladoras. Los fabricantes con capacidad de impresión en 3D están llenando el vacío de suministro de artículos de EPP críticos.

Pero la reorganización para un producto completamente diferente es difícil. Lleva tiempo, no sólo para producir el producto, sino para producirlo de manera eficaz y con los estándares de calidad adecuados.

Uno de los elementos más importantes que afectan la capacidad de los fabricantes para actuar en estas circunstancias es el tamaño. Los fabricantes pequeños y medianos con cadenas de suministro predominantemente locales han sido los menos equipados para hacerle frente a la situación actual. En muchos casos, su cadena de suministro fue interrumpida de la noche a la mañana, sin contar con planes o alternativas en marcha. Las empresas más grandes tienen un nivel diferente de preparación y alternativas desde el punto de vista de la cadena de suministro. También tienen los recursos para crear planes de emergencia ante una contingencia.

Te puede interesar:   Apolo 13: el primer Gemelo Digital

¿Cómo afectará esto al futuro de la industria? Bueno, nadie estaba preparado para esto. La abrupta y ubicua pandemia ha creado una tormenta perfecta. Se ha tocado fondo tras la demanda del mercado a nivel mundial, mientras que las cadenas de suministro se están interrumpiendo en todo el mundo.

A medida que volvamos a la normalidad, los fabricantes replantearán la forma en que han organizado sus procesos y sus cadenas de suministro, lo que son brechas críticas en su infraestructura digital. Habrá una urgencia permanente en torno a la presión de los costos y los márgenes. Los esfuerzos de transformación digital se acelerarán drásticamente para crear una empresa de fabricación más ágil que pueda responder a los cambios del mercado con más velocidad y flexibilidad.

Los fabricantes pueden utilizar este tiempo de inactividad para reflexionar sobre las prioridades estratégicas sin tener la presión táctica habitual de la demanda del mercado. Mientras estamos en una situación difícil, debemos observar las oportunidades que tengamos disponibles y aprovechar el tiempo a nuestro favor.

Tomarse el tiempo para prepararse no sólo para el arranque, sino para el futuro de sus empresas, es un tiempo bien invertido. La realidad que ahora es más obvia que antes es que los fabricantes deben digitalizar sus procesos. Evidenciado por nuestra situación actual, la transformación digital no es sólo un imperativo competitivo, sino un imperativo existencial.

Te puede interesar:   Confirman Solar Power México 2020; alistan protocolos sanitarios

Ganar visibilidad y transparencia es a menudo lo que sugerimos como primer paso para un fabricante que está trazando su mapa de transformación digital. A partir de ahí, pueden empezar a dar prioridad a la automatización de los procesos, incluyendo las limitaciones de la cadena de suministro, la trazabilidad y la gestión de la calidad, el control y la aplicación de las normas en la planta de producción y, por último, una infraestructura completa de fabricación digital que conecte el diseño y la planificación con la producción.

Los fabricantes deberían considerar la posibilidad de modernizar las herramientas, las tecnologías y los procesos que motivan a la próxima generación de empleados, nuevos modelos comerciales que incluyan asociaciones tecnológicas, y una infraestructura digital que apoye el aumento de la capacidad y la eficiencia comercial.

Aunque las cosas estén difíciles, tenemos que buscar oportunidades ocultas y regalos imprevistos. Hay que sacar lo mejor de la situación, aprovechar lo que tiene para ofrecer, y buscar maneras creativas de cómo sacarle el máximo provecho para que podamos salir de esto más rápido y más fuertes que antes.

Alejandro Canela es vicepresidente y country manager de Siemens Digital Industry Software para México y Centroamérica. René Wolf es vicepresidente Senior de Software de Gestión de Operaciones de Fabricación de Siemens Digital Industries Software.

Facebook Comments
A %d blogueros les gusta esto: