Internacional Noticias

Crece la industria digital en Alemania

La economía digital en Alemania volverá a crecer significativamente en 2023 y superará por primera vez el umbral de los 200 mil millones de euros

La economía digital en Alemania volverá a crecer significativamente en 2023 y superará por primera vez el umbral de los 200.000 millones de euros (214.000 millones de dólares) de facturación anual, señaló una previsión económica de la asociación digital Bitkom.

Según los cálculos, el mercado alemán de las tecnologías de la información (TI), las telecomunicaciones y la electrónica de consumo crecerá un 3,8 por ciento hasta 203.400 millones de euros.

Achim Berg, presidente de Bitkom, señaló que la inflación, que impulsa las ventas en sectores como el energético, apenas desempeña un papel en la economía digital.

De acuerdo con Berg, los precios en el sector de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) se mantuvieron en gran medida estables e incluso bajaron en algunos casos.

Tras el ataque de Rusia a Ucrania se desplomó el índice Bitkom-Ifo-Digital, que refleja el clima empresarial en el sector. Sin embargo, el índice se volvió a recuperar a fin de año.

Te puede interesar:   ¡Hola, humanos! Ésta es mi columna

«La digitalización es la respuesta a las múltiples crisis de nuestro tiempo», afirmó Berg. La digitalización aumenta la resistencia de la economía, ayuda a afrontar retos globales como la protección del clima y facilita la vida de las personas.

El crecimiento de la economía digital también se refleja en el número de empleados. Según las previsiones de Bitkom, a finales de 2023 trabajarán en este sector económico 1,35 millones de personas, un 3,4 por ciento más que el año anterior.

El mayor crecimiento del sector se registrará en las tecnologías de la información. Según las previsiones actuales, las empresas de este segmento generarán unas ventas de 126.400 millones de euros en 2023, un 6,3 por ciento más que el año anterior.

En particular, se dispararán las ventas de software. En este caso, la asociación prevé un aumento del 9,3 por ciento, hasta 38.800 millones de euros.

Te puede interesar:   Inteligencia artificial: la nueva estrella en la fábrica

Asimismo, se espera que el segmento de hardware crezca un 5,3 por ciento, hasta 39.700 millones de euros, impulsado, entre otras cosas, por el aumento del gasto en tecnología ponible, como relojes inteligentes o pulseras de actividad, con un incremento del 15,3 por ciento, hasta 3.400 millones de euros.

En cambio, Bitkom destaca que la facturación con ordenadores personales clásicos se redujo ligeramente porque las empresas en particular se abastecieron de nuevos aparatos durante la crisis del coronavirus y la demanda está saturada.

Los mayores retos de la economía digital se les plantean a los proveedores de la electrónica de consumo. En este caso, Bitkom espera un descenso del 7,3 por ciento, entre otras cosas, porque los televisores tienen menos demanda.

«La elevada inflación y la incertidumbre económica están afectando con especial dureza al sector de la electrónica de consumo», comenta Berg. «Mucha gente está guardando su dinero y renunciando a grandes compras, en particular en este sector», añadió el experto.

Facebook Comments
A %d blogueros les gusta esto: