Ideas Noticias

CrimiNahle

El madruguete criminal de la Secretaría de Energía, dizque dirigida por Rocío Nahle, para frenar a las energías renovables mediante un acuerdo malhecho publicado a última hora del viernes en el Diario Oficial de la Federación provocó un fuerte rechazo del sector privado. Las alarmas se encendieron pues el acuerdo, aunado a otra iniciativa en el mismo sentido propuesta desde el CENACE, representa una violación flagrante al marco constitucional y provocará incrementos innecesarios en la tarifa de luz, según denunciaron la CONCAMIN y el CCE.

Pero más allá del atentado a las energías renovables que dio Rocío “CrimiNahle”, como ya le han empezado a apodar en el sector, lo cierto es que, políticamente, el proceder de esta funcionaria federal, en clara colusión con Manuel Bartlett, también dizque al frente de la CFE, reveló los juegos reales de poder que hay en el gabinete del presidente López Obrador.

Te puede interesar:   Pide AMIF pruebas sobre corrupción en energías renovables

Para publicar su lamentable acuerdo, la secretaria CrimiNahle tuvo que remover al titular de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (CONAMER), César Hernández, saltándose a Graciela Márquez, secretaria de Economía, quien ni las manos metió para defender a su funcionario. En el sector de las renovables creen que Márquez se mostró muy débil y que, Nahle, al contrario, se vio muy fuerte pues logró remover a un funcionario de otra dependencia que le resultaba incómodo para sus planes anti-renovables ¿Quién estará detrás de la secretaria Nahle para que tenga el poder de quitar servidores públicos de otras dependencias a diestra y siniestra cuando no se alinean a sus planes?

Pero, más allá de las grillas palaciegas en el gabinete federal donde claramente se ve que la secretaria Márquez es un florero más, lo cierto es que el ataque de Rocío Nahle a las energías renovables provocó un conflicto con las representaciones diplomáticas de Canadá y los países de la Unión Europea en México. Los embajadores de estas naciones solicitaron una reunión urgente con la secretaria Nahle y, además, expresaron su preocupación por el futuro de las energías renovables en México.

Te puede interesar:   México: El único país del G20 que no apoya las Energías Renovables

Así, en media pandemia por COVID-19 y con una crisis económica en puertas, la secretaria Nahle metió a México en un severo conflicto diplomático con Canadá y la Unión Europea por aferrarse a construir un futuro energético en nuestro país basado en un nacionalismo trasnochado y en los combustibles fósiles.

El gobierno de López Obrador mostró con este acuerdo todas sus cartas. Reveló, con claridad, que desdeñan el medioambiente y cualquier fuente de generación de energía que no provenga de los combustibles fósiles. Pero se toparán con pared pues sus acciones son inconstitucionales y violan los acuerdos comerciales que México suscribió en el pasado. Una lluvia de amparos le esperan al gobierno de López Obrador que, aunque quiera, no podrá detener por mucho tiempo más el desarrollo de las energías renovables en México.

Fotografía de El Sol de Toluca.

Facebook Comments
A %d blogueros les gusta esto: