Noticias

Propone CONAFOR impulsar plantaciones comerciales en el sureste

El director de CONAFOR aclaró que impulsar plantaciones comerciales en el sureste del país no representaría un peligro ambiental para las selvas de la región.

México es un país deficitario comercialmente en cuanto a productos forestales. En 2017, por ejemplo, el déficit de la balanza comercial fue de 6, 184 millones de dólares en productos de madera, celulosa y papel, según cifras del documento El Estado que Guarda el Sector Forestal 2020, publicado hace unos meses por la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR).

Su director, Jorge Castaños, dijo que, actualmente, tenemos 180 mil hectáreas forestales de uso comercial en el país con lo cual sólo satisfacemos 25% de las necesidades nacionales forestales. Las entidades federativas donde se han concentrado estas plantaciones comerciales, que hasta la fecha son insuficientes para abastecer al país, son principalmente Tabasco, Veracruz, Campeche, Chiapas, Michoacán, Puebla y Oaxaca.

Jorge Castaños, director de CONAFOR, en un reciente encuentro con medios de comunicación en Guadalajara, Jalisco

Castaños también aseguró que, para reducir este déficit comercial, existe una gran oportunidad para aumentar en las selvas tropicales altas y medias del sur-sureste del país las hectáreas destinadas para plantaciones comerciales. La CONAFOR, en su documento El Estado que Guarda el Sector Forestal 2020, reconoció incluso que, en el sureste de México, hay un potencial de 3.8 millones de hectáreas que podrían emplearse para plantaciones forestales comerciales.

Te puede interesar:   La industria 4.0 impulsa empresas a crear nuevos modelos de negocio

Especies como la teka, la melina, la acacia y el eucalipto son algunas de las plantaciones forestales comerciales que podrían impulsarse en zonas de alta productividad forestal de entidades federativas como Chiapas, Tabasco y Veracruz. Estas especies, aunque no sean nativas de la región, explicó Castaños, crecen más rápidamente que otras sí nativas.

Asimismo, en Guadalajara, en un encuentro con medios de comunicación, hace unos días, el director de CONAFOR aclaró que impulsar plantaciones comerciales en el sureste del país no representaría un peligro ambiental para las selvas de la región sur -sureste de México. “No habría desmonte. No se tiraría la selva original…Hay muchos potreros que podrían utilizarse para plantaciones comerciales”, dijo Castaños.

Además, indicó que México tiene todo el potencial necesario para desarrollar una planta industrial de celulosa, aunque reconoció que, para lograrlo, es necesario atraer inversión y, sobre todo, resolver, con los núcleos ejidales, la tenencia de la tierra pues, para desarrollar un proyecto industrial de esta envergadura, se requerirían, por lo menos, 100 mil hectáreas. “Ya hemos tenido en el pasado empresas de clase mundial que se instalaron en Tabasco y Chiapas para producir tableros”, señaló Castaños sobre el potencial industrial del sector maderero mexicano.

Te puede interesar:   QAD nombra nuevo vicepresidente de ventas para América Latina

De igual forma, Castaños también reconoció que la tala clandestina y los incendios forestales son retos forestales que afectan a los bosques mexicanos. Sostuvo que el manejo forestal comunitario, el apoyo social a los campesinos y la sustentabilidad son sellos de México que deben seguir siendo impulsados por el gobierno federal.

Por último, el director de CONAFOR adelantó que los proveedores que se presentarán en MEM Industrial – Tecno Mueble Internacional, del 18 al 21 de agosto de 2021, en Expo Guadalajara, contarán con la más alta tecnología del mercado mexicano.

Facebook Comments
A %d blogueros les gusta esto: