Noticias

Tecnología y destreza: binomio para el éxito de las empresas muebleras

Al incorporar máquinas e inteligencia artificial en los procesos productivos, se habilita un entorno de trabajo cada vez más adaptable, listo para el cambio y receptivo.

La innovación es un término que se puso de moda en los últimos años, pero de la cual cada quien hizo un traje a la medida, sin que se notaran cambios realmente trascendentes para nuestros clientes.

Es así que llegó la pandemia, la cual nos obligó en la industria mueblera a hacer verdaderos cambios de fondo en nuestras empresas, desde donde se gesta un tema de innovación real a través de mejorar procesos de producción para ser más rentables, crear productos que cubran necesidades reales de acuerdo a los estilos de vida de los usuarios, llegar a donde nuestro cliente requiere el producto y, así, hasta llegar a dar un servicio de posventa efectivo a nuestros clientes para generar un sentido de fidelidad a la marca.

Ahora más que nunca necesitamos innovar, pero en un sentido integral y completo a lo largo del proceso de elaboración del mueble, y esto me lleva a hablar de un nuevo concepto al cual debemos despertar después de este letargo de más de un año. Se trata de la Industria 5.0, un cambio en el que después de la Industria 4.0 en el que la digitalización era la protagonista, ahora esta nueva etapa nos lleva a integrar el toque humano a una amplia gama de aplicaciones en manufactura y producción.

Te puede interesar:   Carecen 90% de PyMES de tecnología para automatizar procesos

La Industria 5.0 es necesaria debido a la alta demanda de personalización de los consumidores en los productos que compran y ello es lo que demandan los usuarios actualmente. Como percibimos, fue lo que llevó a un crecimiento importante a algunas empresas del sector mueblero durante la pandemia.

A diferencia de los robots de la industria 4.0, los robots colaborativos (cobots) de la industria 5.0, poseen una gran ventaja al adquirir conocimientos valiosos, que se mezclan con los del artesano, productor o fabricante. La experiencia y el toque de personalización fungen como un activo crucial de alto valor que resulta ser el diferenciador del enfoque de producción de volumen que distingue a la robótica de la industria 4.0.

Al incorporar máquinas e inteligencia artificial en los procesos productivos, se habilita un entorno de trabajo cada vez más adaptable, listo para el cambio y receptivo, lo que vimos sumamente necesario durante la pandemia; es decir, una fuerza industrial conectada en la que los hombres y la tecnología reinventan los procesos de producción.

Te puede interesar:   Expondrán en ITM 2021 el futuro digital de las fábricas

Es por todo lo anterior que en la industria del mueble necesitamos una proveeduría capaz de adaptarse a los nuevos tiempos, maquinaria amigable y adaptable a las reingenierías de procesos que requieran las empresas para producir y llegar a nuevos mercados. Pero, además, y no menos importante, es la necesidad de contar con expertos mejor formados para fomentar una producción eficaz, sostenible y segura, lo cual nos lleva a invertir también en la capacitación de nuestros operadores y diseñadores. Este binomio nos conducirá a encontrar esa innovación real que nos exigen los nuevos tiempos, para llegar al éxito y a la estabilidad a nuestras empresas.

Para dialogar más sobre este tema y tener acceso a estas tecnologías, MEM Industrial – Tecno Mueble Internacional, la feria líder para la transformación de la madera y el mueble en Latinoamérica, a celebrarse del 18 al 21 de agosto en Expo Guadalajara, Jalisco, ofrecerá un robusto programa de conferencias y más de 200 marcas en 11,000 m2 de exposición.

Facebook Comments
A %d blogueros les gusta esto: