Ideas Noticias

¿Es el SaaS el futuro de la digitalización?

Las tecnologías SaaS en la nube ayudan a las empresas a trabajar en un ecosistema conectado, fácil y flexible que les permita adaptarse a la complejidad de los mercados en la era digital.

La complejidad aumenta cada día porque los clientes esperan productos más inteligentes, conectados e integrados. A medida que aumenta la complejidad de los productos, también lo hace la forma en que las empresas los diseñan y fabrican.

La complejidad de los productos y la producción es real. Se está convirtiendo en una parte integral de la forma en que las empresas operan y colaboran entre sus departamentos, así como con los clientes, proveedores, socios y más.

Debido a la mayor volatilidad de los mercados y al ritmo acelerado de los cambios y la innovación, las empresas a menudo deben responder rápidamente a los cambios de las condiciones de su mercado y trabajar en tiempo real. Necesitan seguir los datos del mercado, utilizar la información para percibir los cambios con antelación y tomar medidas para responder rápidamente. Estas acciones requieren un seguimiento en tiempo real y pueden incluir el aumento o la reducción de actividades, el cambio de recursos y la realización de apuestas.

El siguiente paso hacia el futuro y para hacer frente a estos retos es la transformación digital y aprovechar o utilizar la conectividad de las tecnologías en la nube. Así, esta complejidad se convierte en una ventaja competitiva, lo que se hace más patente en las pequeñas y medianas empresas. Estas deben adaptarse rápidamente y disponer de soluciones flexibles para satisfacer las necesidades cada vez mayores de sus clientes. Las grandes empresas se beneficiarán de las soluciones basadas en la nube para romper los silos dentro de la empresa y ser más ágiles para reducir el tiempo de comercialización y aumentar la eficacia.

La distribución y el modelo as-a-service

La pandemia ha acelerado la realización de cadenas de suministro, empleados y usuarios más remotos y distribuidos. Es imprescindible disponer de herramientas preparadas para la nube y conectadas para el acceso y la flexibilidad de uso en este conjunto distribuido de usuarios dentro de una empresa y en toda la cadena de suministro.

Una solución SaaS (software as a service, software como servicio) proporciona accesibilidad, escalabilidad y flexibilidad para poner la tecnología estandarizada a disposición de estos usuarios distribuidos. El modelo as-a-service (como servicio) es el siguiente paso natural desde el punto de vista del mundo empresarial, ya que proporciona hilos digitales como servicio.

La conexión de las tecnologías de dominio de forma más fluida para permitir estos flujos de trabajo, estos hilos digitales, tienen que ver con una representación digital de alta fidelidad de los flujos de trabajo y los procesos. Las herramientas tecnológicas SaaS y las capacidades de la nube permiten y construyen la conectividad proporcionando fluidez a través de los dominios donde el valor real en los conocimientos se utiliza para optimizar el producto y/o el proceso.

Te puede interesar:   ¿Los procesos industriales están preparados para la digitalización?

La suscripción a ese servicio es en realidad una suscripción a dos cosas: a tecnologías más conectadas y a la comunidad, porque esa conexión crea de forma más natural el tejido conectivo entre los usuarios para formar una comunidad.

En las instalaciones o en la nube

Las ventajas de una arquitectura basada en la nube frente a una local son monumentales. Es fácil exponer las ventajas, pero es mucho más difícil para una empresa realizar la inversión de cambiar la forma en que diseña y fabrica sus productos. En un futuro cada vez más digital, invertir en software de computación en la nube no sólo será la mejor opción, sino que será la mejor manera de competir.

Por lo general, la arquitectura local presenta un mundo centrado en la aplicación, en lugar de un mundo centrado en los datos. Incluso con un sistema PLM en un servidor o en un centro de datos local, la realidad es que cada usuario individual tiene un acceso a la tecnología centrado en la aplicación. Esto significa que, en el mejor de los casos, el usuario tiene una aplicación instalada en su escritorio y obtiene los datos dondequiera que se encuentren, trabaja con ellos y los devuelve.

Sin embargo, a menudo los usuarios tienen una visión centrada en las aplicaciones con islas de datos. Este aislamiento involuntario provoca enormes dolores de cabeza en la gestión de los datos, ya que éstos se encuentran encerrados en aplicaciones instaladas localmente, donde se introducen y se envían.

En la arquitectura de la nube, los usuarios operan en un entorno centrado en los datos. La única fuente de verdad está en los datos mantenidos de forma centralizada. Cada usuario entra a través de una ventana del navegador y opera con un conjunto de herramientas que abordan los datos desde una perspectiva determinada.

Con la nube, la conectividad es más inherente y natural que en las instalaciones, donde se trabaja más en archivos. Las bases de datos no estructuradas, como las que se utilizan en los programas de computación en nube, son el objetivo final. Sin embargo, la cosa no se queda ahí.

Las empresas manufactureras pueden tener la estructura de datos y los archivos en un sistema basado en la nube con gestión de acceso, creando un tipo de acceso a los datos controlado y de fuente única de verdad sin cambiar fundamentalmente la arquitectura de datos. Pueden tener varios dominios diferentes con distintos esquemas, todos ellos interactuando y trabajando juntos.

Te puede interesar:   Delta Electronics integra IA en cargadores para vehículos eléctricos

En general, tener los datos estructurados de los archivos en la nube con la gestión de acceso adecuada simplifica sustancialmente el problema de la gestión de datos.

La apertura y la nube en el ecosistema

¿Qué pasa con el intercambio de datos dentro de la cadena de suministro? Los centros de datos locales pueden parecerse a la nube, pero los problemas surgen con el acceso de partes interesadas externas porque los datos están aislados y detrás de un cortafuegos. Una empresa debe decidir el grado de acceso que debe conceder y el impacto que tiene en el diseño y la ingeniería del producto.

Las empresas incluso diseñan para evitar ese problema, básicamente eliminando toda la propiedad intelectual para que la cadena de suministro funcione con un diseño ficticio. Aun así, el principal problema es que los datos tienen que pasar de una máquina local a otra. Los diferentes usuarios pueden no estar en los mismos círculos de confianza, lo que crea una capa tras otra de cargas que afectan al proyecto y se convierten en costosos rediseños.

Gracias a la gestión de accesos en la nube, los usuarios van y vienen según sus necesidades, la IP se gestiona mucho mejor, los datos no se mueven por ninguna parte y se puede hacer un seguimiento de la actividad.

Fluidez entre departamentos funcionales

La pandemia aceleró la realidad de los trabajadores a distancia, especialmente en lo que se refiere a la evolución del equilibrio entre la vida laboral y personal y las ventajas que las empresas ofrecen a sus empleados tanto para trabajar de forma más eficiente como para atraer a los mejores talentos.

También hay mucha más mano de obra contratada que nunca, incluidos los trabajadores expertos en gigas. La necesidad de apoyar tanto a los empleados remotos como a una fuerza de trabajo que tiene una composición cada vez mayor de mano de obra contratada es extremadamente importante.

Esto significa que varios equipos realizan la misma función o funciones similares en torno a un proyecto, lo que supone un reto a la hora de trabajar con una forma de datos estándar. La transición de una aplicación local a otra puede ser una carga.

Incluso si se resuelve el problema de acceso a los datos, sigue siendo necesario manipular esa conversión de datos. Un equipo de diseño de productos y un equipo de ingeniería de herramientas que trabajen juntos pueden utilizar herramientas de diseño similares, pero habrá cierta confusión. Un equipo de ingenieros industriales y analistas de simulación puede complicar todo el proceso.

Te puede interesar:   Nearshoring en industria del mueble: una realidad en México

Construyendo una comunidad de trabajadores

Hay algunas comunidades que son simplemente naturales dentro del proceso del ciclo de vida de su producto. Con un solo equipo, por ejemplo, tienes una comunidad que colabora de forma natural entre sí utilizando las mismas herramientas y tecnologías conectadas.

Si damos un paso atrás, hay diferentes equipos, tal vez diferentes equipos funcionales, dentro de la misma empresa. Esta también es otra comunidad, que puede tener desafíos cuando se trata de la colaboración.

Más atrás está la colaboración dentro de la cadena de suministro. ¿Cómo interactúa todo el ecosistema de forma productiva y eficiente?

La respuesta es facilitar la comunicación, la colaboración y la participación en estas comunidades mediante una tecnología más conectada y colaborativa, como la nube.

Ninguna organización existe de forma aislada. Deben interactuar como parte de un ecosistema más amplio. Deben interactuar con sus proveedores, distribuidores, fabricantes y otros. Por eso es crucial un ecosistema abierto: salva las diferencias entre comunidades y abre la posibilidad de que las empresas busquen experiencia, reconocimiento, ayuda, oportunidades de colaboración en diseños.

Lo que hace este ecosistema abierto es crear un poderoso efecto de red industrial que solo es posible si se adopta la transformación digital. Una plataforma SaaS y la tecnología de entrega basada en la nube ofrecen un valor y un beneficio increíble, fácil y flexible en lo que, de otro modo, sería un método de colaboración casi imposible.

Definiendo el futuro

Las industrias están ampliando sus posibilidades. Por ejemplo, la industria automovilística no se limita a construir coches, sino que está evolucionando hacia empresas de movilidad. Están pensando de forma diferente creando una hoja de ruta de productos ágil y asegurando las tecnologías básicas que permiten la conducción autónoma.

Los fabricantes de automóviles heredados están cambiando a soluciones más robustas, flexibles, abiertas e integradas. La tecnología basada en la nube está demostrando que reduce el tiempo de desarrollo a casi la mitad porque sus equipos pueden colaborar de forma más eficiente y sus proveedores forman parte de un ecosistema abierto que comparte una única fuente de verdad.

Imagina acceder a una solución de software segura que fomente la innovación. SaaS es la forma en que las empresas líderes de hoy en día están construyendo los productos del mañana.

Facebook Comments

Acerca de Tosh Tambe

Tosh Tambe es un experimentado líder empresarial con una trayectoria demostrada en el sector de las tecnologías de la información y los servicios. Es experto en liderar la transformación tecnológica y organizativa con una tendencia a la acción y la innovación. Tiene experiencia en la creación de estrategias de producto y de salida al mercado, en la dirección de equipos de I+D, desarrollo de ventas/negocios y operaciones, y en la creación de asociaciones a través de un compromiso a nivel de CXO. Tosh es licenciado por la Wharton School of Business de la Universidad de Pensilvania.

A %d blogueros les gusta esto: